El sector de la fruta argentina, es un mercado clave para la exportación, ya que los países del hemisferio norte demandan fruta de temporada en invierno, cuando en este país es verano.

La fruticultura argentina  es muy importante para la economía regional. Desde la producción primaria hasta las distintas empresas de servicios e industrias elaboradoras de bebidas y alimentos (zumos, aceites, esencias, dulces, etc.) que lo integran.  

Entre 2000 y 2006 se cultivaron en promedio 600.000 ha de frutales y se produjo un promedio de 7.700.000 toneladas. Genera 500.000 empleos directos, distribuidos en producción, empaque, refrigeración, transporte, industrialización, administración y comercialización.

Es un sector destacado en la balanza comercial de exportaciones nacionales. La fruta argentina está posicionada en un lugar privilegiado en la oferta mundial de frutas de alta calidad. Como la fruta madura en contraestación, las exportaciones hacia los países del hemisferio norte, son imprescindibles durante el estío argentino.

La producción de frutas en Argentina, entre el 2000 y el 2005 fue la siguiente:

- Cítricos: 32.5% (limones, limas, naranjas, mandarinas y pomelos).

- Uvas: 31.5% (el 96.5% para vino y mosto, el 1.8% en fresco y 1.7% para pasas).

- Pomáceas: 26.5% (manzanas y peras).

- Frutas de carozo: 5.3% (durazno, nectarinas, ciruelas y damascos).

- Frutas tropicales: 3% (banana, palta y mango).

- Otras frutas (1,2%): (nueces, cerezas, frutillas o higos, entre otros muchos).

Fuente: Consejo Federal de Inversiones

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.