Sí, la "huella ecológica" muestra la presión que ejerce una comunidad en su entorno, es decir, con todo el ambiente que le rodea, considerando tanto los recursos necesarios para el mantenimiento de su modelo de vida como los residuos generados.

Es un parámetro muy difícil de calcular, ya que hay que tener en cuenta muchos factores como:

- Superficie necesaria para proporcionar el alimento vegetal necesario.

- Extensión para pastos que alimenten al ganado.

- Hectáreas de bosque necesarias para asumir el CO2 que provoca nuestro consumo energético.

También se puede calcular la “huella ecológica” de forma individual, donde se mide cuántas hectáreas ocupa cada persona en la tierra, manteniendo su actual consumo, y su nivel paralelo de desechos. Esto es muy útil para darnos cuenta si nuestro modo de vida es sostenible con nuestro entorno, y también para compararlos con otros modos de vida en otras zonas del planeta.

Para que te hagas una idea, los datos del análisis de la huella ecológica publicados por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) y el informe "Sostenibilidad local" del Observatorio para la Sostenibilidad de España (OSE) señalan que cada español necesita como media 6,4 hectáreas de territorio para satisfacer sus consumos y absorber sus residuos, casi el triple de la cantidad que el país se puede permitir.

A continuación te recomendamos este portal para que, a través de una encuesta, midas tu huella ecológica:  

www.vidasostenible.org/ciudadanos/a1.asp  

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.