Las empresas forman parte del sistema y las componen personas, que deben ser cuidadas y cuidadosas con el medio ambiente. Responsables social y ecológicamente.

El libro Verde de la Unión Europea define la responsabilidad social como “La integración voluntaria por parte de las empresas de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores”. Se trata de asociar los beneficios económicos a la sostenibilidad medioambiental y la equidad social.

Las empresas deben ser socialmente responsables por razones de justicia social, prudencia y eficiencia. Para cualquier organización labora, convertirse en responsable social y medioambiental les permite no sólo mejorar su imagen y reputación, sino incrementar su productividad y competitividad.

Implica la implementación de un proceso que involucra a todas las personas que forman parte de la organización laboral, estableciendo diferentes procedimientos que garanticen la transparencia de los mismos. El objetivo es combinar la competitividad con la sostenibilidad y especialmente, en el sector energético, afectado de forma directa por el cambio climático. Las empresas son co-responsables de la situación actual, por lo que deben asumir su responsabilidad social y medioambiental, contribuyendo parte del cambio social.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.