La festividad de San Juan se celebra el 24 de junio y coincide con la noche más corta del año. Se trata de una noche (del 23 al 24 de Junio) llena de tradiciones antiguas que aún hoy se festejan.

La noche del 24 de junio es festejada en muchos rincones del mundo por ser el nacimiento de San Juan. Además, coincide con el solsticio de verano y la noche más corta del año.

Aunque en nuestra época se celebra el nacimiento de un santo, sus raíces marcan un origen pagano. Nuestros antepasados temían que el Sol se fuera ocultando poco a poco sin recuperar su esplendor normal (el 21 de Junio el Sol alcanza el punto más alto en el cielo) y, para asegurar su retorno, realizaban diversos ritos.

La mitología griega marcaba esta fecha como consagración del dios Jano, la deidad de las dos caras. En otro ámbito, la noche del 24 de Junio es el momento en que las hadas y los duendecillos corretean por los bosques para ayudar a las personas.

El fuego es el principal protagonista en las ceremonias de San Juan, los celtas encendían hogueras y hacían pasar al ganado por ellas para evitar epidemias. En la actualidad, se preparan fogatas para quemar lo malo de todo el año y pedir deseos de futuro. También, existe la creencia de que toda agua es pura y todo lo cura.

La práctica de ritos, tradiciones y costumbres en este día se ha extendido por toda Europa y pueblos de América.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.