Los estilos son una herramienta que nos permiten configurar la apariencia de nuestro texto y otros parámetros de forma rápida y sencilla.

Los estilos quizá sean una de las herramientas más prácticas de Microsoft Word. Al definir un estilo, podemos definir de forma simultánea características como: fuente, tamaño de la fuente, interlineado, viñetas, negritas, cursivas, subrayados, párrafo...

 

Microsoft Word trae instalado un buen número de estilos predefinidos que podemos seleccionar en el bloque Estilos de la pestaña Inicio. No obstante, puede que estos estilos no se adapten al 100% a nuestras necesidades, en este caso, podemos crear estilos personalizados.

 

Hay diversas formas de hacerlo, aquí te vamos a contar la más sencilla:

 

1. Escribe un texto cualquiera y configura todos los parámetros de tu nuevo estilo.

2. Selecciona el texto.

3. Haz clic en el botón derecho para abrir las propiedades y selecciona Estilos > Guardar selección como un nuevo estilo rápido...

4.  Se abrirá un nuevo cuadro diálogo en el que podremos introducir el nombre que identifique nuestro estilo y una vista previa del mismo.

5. Si pulsamos sobre Aceptar, este nuevo estilo se guardará para el documento actual, pero si lo que queremos es que esté disponible siempre que iniciemos Microsoft Word, tendremos que clicar sobre Modificar...

6. Una vez dentro del menú, tendremos que marcar la opción Documentos nuevos basados en esta plantilla.

 

Y ¡listo!

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.