La otitis suele ser muy frecuente durante el verano.

La otitis es uno de los mayores padecimientos que sufren los más pequeños de la casa en las épocas de verano, cuando pasan largos periodos de tiempo en piscinas o en el mar en contacto con agua. La otitis se puede producir en lo que denominan el oído medio o en la parte externa, y suele estar causada por la penetración de agua en el oído y su permanencia en él durante un periodo de tiempo determinado, acabando por infectarse.

La variante más frecuente, especialmente en los niños, es la media. Ésta suele causar un dolo agudo en el interior del oído, que puede ir acompañado por una supuración en esa zona, de fiebre o de malestar general, que vienen provocados por una inflamación de la trompa de Eustaquio. Ante unos síntomas de estas características, es recomendable acudir al médico para recibir tratamiento y evitar introducir la cabeza debajo del agua sin utilizar tapones que obstaculicen la entrada de líquidos. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.