Te traemos un jarabe natural, barato y sin contraindicaciones para combatir los síntomas del resfriado.

Cuando caemos enfermos muchas veces abusamos de los medicamentos y nos olvidamos de los remedios de nuestras abuelas, algunos de ellos muy efectivos. Este jarabe es ideal para los procesos catarrales, suaviza la garganta y calma la tos. 

La cebolla es excelente para combatir los procesos infecciosos del aparato respiratorio, junto con la miel, es un antibiótico natural, mientras que, por su parte, la miel con limón forman el mejor remedio para aliviar las molestias de garganta.

 

Para hacerlo solo necesitas: una cebolla, miel, un limón, un tarro vacío y un mortero. El primer paso es cortar la cebolla en trozos pequeños, ahora, exprime el limón y mezcla una cucharada sopera de su zumo con dos cucharadas de miel y la cebolla. Machaca la mezcla con un mortero y déjala reposar en un tarro cerrado durante una noche. Al día siguiente, cuela el jugo resultante y ya tienes listo tu jarabe, toma dos cucharadas al día y verás cómo mejoran tus síntomas.

Que no te engañe la mezcla de miel y cebolla, el resultado es un agradable sabor que hace de este jarabe la solución ideal para los más pequeños de la casa.

 

Imágenes: William Brawley,  land_camera_land_camera.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.