¿Te has preguntado alguna vez por qué el sonido de la sirena de una ambulancia cambia conforme se va alejando de ti? La respuesta es el efecto Doppler.

El efecto Doppler es un fenómeno físico que debe su nombre al físico austriacto Christian Andreas Doppler, que presentó sus primeras teorías sobre este efecto en 1842. ¿En qué consiste?

 

 

 

 

El efecto Doppler consiste en un aparente cambio de frecuencia en el desplazamiento de las ondas, producido por el movimiento relativo de la fuente en relación a su observador. Es decir, en el caso de la sirena de la ambulancia, la frecuencia de la onda, que es el número de repeticiones de la vibración por unidad de tiempo, cambia con el movimiento de la ambulancia respecto a nosotros, observadores. Cuanto más alta sea la frecuencia, es decir, cuanto más se repita la vibración, más agudo será el sonido. Cuanto más baja sea la frecuencia, el sonido será más grave. Conforme la ambulancia se acerca a nosotros, el sonido de la sirena es más agudo y, conforme se aleja, el sonido es más grave.

 El efecto Doppler no solo se aplica a las ondas sonoras, sino también, por ejemplo, a las lumínicas: la fuente luminosa es azul cuanto más cerca del observador esté y se vuelve más roja a medida que se aleja de él. Si bien es cierto que nosotros solo somos capaces de apreciar el efecto Doppler en el caso de las ondas sonoras, pues la velocidad de la luz (300.000 km/sg.) es demasiado rápida para que nuestro ojo pueda percibir este fenómeno físico.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.