El estuco es un procedimiento que se lleva a cabo en las paredes de los inmuebles.

La palabra “estuco” procede del italiano stucco. Es una forma de terminación y decoración de las paredes de una vivienda.

El estuco se realiza por un procedimiento mediante el que se aplica a las pareces una pasta de grano fino hecha con una mezcla de cal apagada, mármol pulverizado, yeso, pigmentos naturales, etcétera. Esta pasta se endurece por reacción química al entrar en contacto con el dióxido de carbono.

El uso es común para lucir paredes y techos, en la fase final de construcción (también llamada “obra blanca”). Dependiendo de las proporciones de los componentes que la forman, podremos obtener incluso una pasta de un color determinado.

Hay diferentes tipos de estuco:

  • El estuco labrado. Sobre la pasta que aplicamos, se realiza el labrado mediante el que se puede elaborar cenefas y formas de todo tipo. En otras palabras, consiste en labrar la capa de estuco dándole una forma determinada.
  • El estuco enlucido ofrece un acabado muy atractivo, con una textura fina y un color brillante e uniforme. En algunas zonas puede provocar “desleídos” que hacen que se aclare el color en esas zonas logrando un acabado atractivo.
  • Dentro de los enlucidos hay una forma llamada “desleídos”. Este tipo se realiza cubriendo con otra capa de color más suave o blanco la capa del estuco, con lo que se logran degradados.
  • Para crear los lienzos para la pintura al fresco, se usa un tipo de estuco llamado “enlucido sin lavar”.
  • El estuco “planchado” nos ofrece la posibilidad de multitud de acabados diferentes. Incluso de varios colores. Es el más laborioso de todos.
0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.