El Reiki es una disciplina de curación en la que se emplea la energía de las manos.

El Reiki, de origen japonés, es una técnica curativa en la que las principales protagonistas son las manos del maestro que las impone al sujeto que padece la dolencia. Se trata de orientar la energía y canalizarla hacia las zonas del cuerpo en las que más se necesita. No supone una modalidad de la medicina tradicional, sino que puede complementar a un tratamiento de carácter convencional supervisado por un médico. En numerosos centros hospitalarios en toda Europa se aplica a los pacientes. 

A principio del siglo XX, el doctor Usui fue el encargado de recuperar el Reiki que se encontraba olvidado desde hacía más de dos mil años. Consiste en unas sesiones de varios minutos en las que se recorren doce puntos básicos en los que se encuentra concentrada la energía para redistribuirla. Para poder ser maestro de esta disciplina es necesario recibir las enseñanzas básicas durante un cierto periodo de tiempo. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.