Cuando visitamos diferentes páginas web, estamos dejando constancia, sin darnos cuenta, de nuestros gustos y preferencias. Las páginas que visitamos habitualmente, las tiendas dónde nos gusta comprar, etcétera.

Cuándo navegamos por Internet, nuestro navegador va recogiendo cierta información de las páginas que visitamos. Esta información aporta muchos datos acerca de nuestros gustos e intereses personales.

Las cookies se encargan de almacenar estos datos, generando así un fichero con datos acerca de nuestros gustos, páginas más visitadas, tiendas dónde compramos, etcétera. Este fichero no contiene nuestros datos personales, pero sí da muchas pistas sobre nuestros intereses.

El seguimiento por cookie es utilizado en algunas formas de marketing como el retargeting. Esta información es muy importante para las empresas. De esta forma pueden hacer una publicidad a medida. Sabiendo lo que nos gusta, pueden saber si somos o no, parte de su público objetivo. Pueden así rastrear las páginas que hemos visitado, y pueden ponernos publicidad en otras páginas sobre las anteriores.

De ahí que muchas veces encontremos en las páginas que visitamos, publicidad sobre otras dónde hemos estado navegando anteriormente, o los últimos productos que hemos visitado, el carrito perdido que dejamos en alguna tienda online, etcétera.  

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.