“Dábale arroz a la zorra el abad”: te explicamos por qué esta frase es un palíndromo.

El término palíndromo procede del griego, palin dromein, que podemos traducirlo como volver hacia atrás. Un palíndromo, según el diccionario de la Real Academia Española, es una palabra o frase cuyas letras están dispuestas de tal manera que resulta la misma leída de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Esta definición se ilustra con un ejemplo: Dábale arroz a la zorra el abad.

Es decir, un palíndromo es una palabra o una frase que se lee igual hacia delante que hacia atrás, de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. En un palíndromo, la última letra es la misma que la primera, la penúltima es la misma que la segunda, la antepenúltima es igual que la tercera… y así sucesivamente. Son palíndromos: Ana, oso, radar, somos, sometemos, aviva o reconocer.

La complejidad de los palíndromos aumenta con su longitud. Así, encontramos frases completas que son palíndromos, como:

Amo la pacífica paloma

La ruta nos aportó otro paso natural

¿Son mulas o cívicos alumnos?

También los números pueden ser palíndromos, que, en este caso, se conocen como números capicúa: 282, 3993, 6565, 447744…

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.