¿A qué nos referimos cuando hablamos de sociedades orwellianas?

El término orwelliano debe su nombre al escritor británico George Orwell y se utiliza para definir la sociedad representada en una de sus obras más influyentes, 1984, publicada en 1949.

En 1984 George Orwell nos sumerje en una ficción distópica, es decir, en un entorno social corrupto, que ha desvirtuado el término de seguridad ciudadana e impone un régimen totalitario, en el que se reprime todo acto de individualismo y libertad. En esta novela, Orwell introduce conceptos como el Gran Hermano, la vigilancia absoluta de toda la sociedad, incluso en el entorno privado, o la neolengua, un lenguaje derivado del inglés que reduce todos los términos existentes y sirve para manipular a la sociedad, pues no es posible pensar en términos que no tienen nombre.

 

A comienzos del siglo XXI algunos analistas críticos comenzaron a hablar de sociedades orwellianas, como consecuencia de los paralelismos encontrados entre la sociedad actual y la sociedad de 1984. El término orwelliano es sinónimo, por lo tanto, de totalitarismo, de manipulación informativa, vigilancia masiva y represión política.

 

Imagen: monsterspade

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.