Josefina fue la primera esposa de Napoleón.

Josefina de Beauharnais, era una criolla nacida el 23 de julio de 1763. Pertenecía a la familia de los Tascher de la Pagerie. Estos eran nobles franceses que vivían en la isla de la Martinica desde el siglo XVII, se dedicaban a la producción de caña de azúcar, café y ron.

Se casó a los dieciséis años con Alexandre de Beauharnais, pero se separaron por las continuas infidelidades de él. Aun así tuvieron dos hijos, Eugène y Hortense. Alexandre fue ejecutado en la época del Terror y Josefina estuvo cuatro meses encarcelada, no fue ejecutada porque calló el régimen de Robespierre.

Posteriormente se benefició de las indemnizaciones que proporcionó el gobierno entrante y se compró una casa en la calle Chantereine nº 6.

Era una mujer bajita, menuda y de gran atractivo. Tenía una mala dentadura, por eso apenas abría la boca para hablar.

Conoció a Napoleón en un salón de madame de Tallien, después de hacerse popular por su conocido romance con Paul Barras. 

Desde que se conocieron, Napoleón quedó prendado de Josefina, de su belleza, su experiencia y su interés por los asuntos de su carrera militar y política. Por su extenso epistolario se intuye que los sentimientos de Napoleón eran más fuertes que los de Josefina. Así que él empezó a plantearse el matrimonio con la criolla, aunque sabía ciertamente que no tenía demasiadas posesiones, y sí dos hijos que asistían a colegios caros y seis años más que él.

Bonaparte además buscaba salir del ejército del Interior para luchar contra Austria y Piamonte, pero el directorio del Interior dependía de Paul Barras (amante de Josefina), y estaba muy satisfecho con los resultados de Napoleón. Pero Napoleón insistió en la causa y le hizo saber a Barras que quería desposarse con Josefina.

A Barras le pareció conveniente y prometió a Napoleón el mando del ejército de los Alpes por el matrimonio con Josefina.

Josefina se molestó porque pensó que Napoleón la utilizaba para ascender de forma profesional. Aunque las razones de él eran más que eso, simplemente estaba enamorado de ella.

Al final, el matrimonio tuvo lugar la noche del 9 de marzo de 1796 en la sala de casamientos del municipio parisino.

Se dirigieron a la casa de la calle Chantereine, el hogar de la pareja. Tuvieron una luna de miel de dos días, parte de la cual Napoleón dedicó a estudiarse tratados para preparar la campaña que llevaría a cabo como nuevo jefe del ejército de los Alpes. Josefina protestaba por la poca dedicación que le ofrecía su reciente marido y él le dijo: “Paciencia, querida. Tendremos tiempo de hacer el amor cuando hayamos ganado la guerra”.

A los dos días Napoleón se despidió de su amada para ponerse al frente del ejército de los Alpes.

Información obtenida del libro Breve Historia de Napoleón. Editorial Nowtilus.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.