¡Una forma divertida de ducharse!

Cada día encontramos un nuevo producto en el mercado que intenta dar una vuelta a prácticas cotidianas de aseo y belleza como una simple ducha. Una de estas innovaciones es la gelatina de ducha: pequeñas gelatinas de colores que se deshacen en la esponja para hacer de la ducha un momento divertido y que entusiasma tanto a grandes como a pequeños. Y lo mejor de todo es que son facilísimas de hacer en casa.

Ingredientes para gelatinas de ducha

- 250 ml. de agua destilada

- 10 g. de gelatina neutra en polvo

- 125 ml. de gel de baño

- Unas gotas de colorante alimentario

- Opcional: purpurina y aromas de uso cosmético

- Moldes de silicona, las cubiteras son perfectas.

Elaboración de gelatinas de ducha

1. Calienta el agua destilada en un cazo a fuego medio y llévala a ebullición.

2. Aparta el agua del fuego y añade la gelatina y el gel de baño. Mezcla bien con unas varillas hasta que se disuelva totalmente la gelatina y obtengas un líquido homogéneo.

3. Agrega el colorante, la purpurina y el aroma y remueve de nuevo.

4. Rellena los moldes y refrigéralos durante al menos 3 horas. ¡Listo!

Las gelatinas de ducha se conservan en el frigorífico, en un recipiente hermético para evitar que se contaminen con el olor de los alimentos.

 

Imagen: xdxd_vs_xdxd

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.