El poeta Lord Byron quedó tan impresionado por su belleza que le dedicó uno de sus poemas.

El Palacio de Monserrate se re-edificó de las ruinas de una mansión neogótica levantada por un comerciante inglés. Otro inglés, el millonario Francis Cook, levantó en el siglo XIX el nuevo palacio y jardín como finca de veraneo para su familia. Es una nueva mezcla de estilos típica del romanticismo, que se puede observar en las fachadas con cúpulas bulbosas, piezas neogóticas, mudéjares y otros elementos raros, aunque el resultado es armónico y no un pastiche como cabría imaginar.

Lo que destaca del lugar es el jardín, asentado sobre una propiedad rural de 33 hectáreas, y que muestra una extensa colección botánica con especies de todo el mundo. A través de pequeños lagos, cascadas y caminos se puede recorrer para comprobar cómo de bien le ha sentado el clima de Sintra a todas estas especies, lo que se demuestra por su aclimatación. Además de plantas de todo el mundo, Francis Cook se encargó de incluir piezas como una falsa ruina de una capilla, un arco indiano y otro tipo de elementos, para dotar de ese carácter especial al jardín, que hizo que el poeta Lord Byron le dedicará el poema "Childe Harold's Pilgrimage" después de visitar el lugar.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.