En los símbolos que nos rodean se esconden, en ocasiones, las más curiosas historias. Lisboa no es una excepción.

El origen del nombre de Lisboa tiene dos curiosas teorías: Según algunos, el viejo Olissipo viene de los antiguos fenicios, y traducido sería algo así como "puerto seguro". Tal era el atractivo de esta zona siglos atrás, que invitaba a asentarse en la orilla y construir un pequeño puerto para las embarcaciones. Otros estudiosos hablan de un origen griego, "Olissipona", derivado de Ulises, que para los griegos era Odiseo. La mitología dice que aquí Ulises fundó su ciudad después de huir de Troya. En todo caso, dos bonitas historias por conocer antes de andar por la ciudad. Sobre la bandera de Lisboa, se puede decir que tiene cuatro partes negras y cuatro blancas, con el escudo de la ciudad en el centro. 

También es conocida como "Bandera de San Vicente", y fue la orden religiosa de Los Dominicos la primera en usarla, aunque posteriormente las autoridades portuguesas la empezaron a usar, para finalmente ser la bandera de la capital. En el centro se sitúa el escudo de la ciudad, basado en un viejo relato que cuenta que dos cuervos permanecieron junto a los restos de San Vicente (patrón de la ciudad) durante su traslado a Lisboa, desde el Cabo de San Vicente, en 1.173. La bandera de Lisboa es una de las más antiguas de Europa que aún permanecen en uso. Por cierto, y como última curiosidad, decir que la bandera de Ceuta es muy parecida a la lisboeta debido a que la ciudad africana fue colonia portuguesa.

Fotos de Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.