Si hicieran una encuesta entre los visitantes a Lisboa, el 50% diría que nunca se ha asomado al Muelle de las Columnas.

En el otro extremo de la Plaza del Comercio, cruzando la calle, encontramos uno de los elementos más importantes de la Plaza del Comercio, "Cais das Colunas". Fue concluido a finales del siglo XVIII, y su nombre se debe a dos pilares monolíticos erguidos en los extremos, y que son parte integrante del proyecto de la Plaza del Comercio. Podéis ver aquí una imagen de una postal del año 1940

El muelle fue desmantelado en 1997, siendo reemplazado hace pocos años, por lo que se pudo recuperar una vista impresionante del Tajo. Hay que imaginarse como, en siglos atrás, las autoridades portuguesas venían a recibir a los embajadores extranjeros en este muelle, donde atracaban su embarcación.

Subían por la escalinata con las columnas a los lados y se abría ante ellos la gran Plaza del Comercio. En el centro, les recibía el Rey José I, que era el monarca bajo cuyo reinado ocurrió el terremoto. Entendamos todo el conjunto como un gran escenario, la puerta de Lisboa hacia el mar.

Fotos de Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.