Cultiva los seguienes factores y tu optimismo crecerá.

Los resultados podrán ser lo que se esperaba o menos, convertirse en un rotundo éxito o un tremendo fracaso, pero si te mantienes optimista todo el tiempo, lograrás ser feliz en el proceso y a la larga alcanzarás lo que persigues.

Para ser optimista, debes primero aprender a encontrar el lado bueno de los cosas, las oportunidades de crecimiento sin importar el lugar en donde te encuentres, visualizar el error como un proceso de formación, ver la nube como un respiro al excesivo calor, la lluvia como la fuente que refresca el ambiente, la noche deslumbrante y llena de incógnitas a descubrir.

Por más negro que parezca el día, siempre podrás encontrar las salidas, si cultivas el optimismo, el cual se nutre del conocimiento, la confianza, la creatividad y la capacidad de observación.

El conocimiento te da la oportunidad de ampliar el horizonte, la confianza la fuerza para que incursiones en nuevos senderos, la creatividad la posibilidad de ver las cosas de forma diferente y de esta forma encontrar las soluciones que tanto necesitas, la observación cultivará ver el todo en todo su esplendor y el optimismo es el resultado de integrar todos estos factores.

Soraya Bayo Romero

Coach Prof. Certificada

Consultora y Formadora

www.levantesoluciones.es

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.