Vemos en este artículo en qué consiste el síndrome del "Libro de Matemáticas" y los cinco síntomas que ayudan a detectar si lo sufrimos o no.

Hace un par de días me contaron un chiste, que la verdad no me hizo mucha gracias, pero sí me hizo reflexionar profundamente.

El chiste era el siguiente:

- ¿Por qué el libro de matemáticas se suicidó?

- Porque tenía muchos problemas.

En la reflexión que hice, me di cuenta de que a veces siento que, como el libro de mates, nada más veo problemas y más problemas. Pero que no siempre es así. En otras ocasiones, mi reacción ante casi la misma situación es muy diferente. Y depende de mí.

Los síntomas que detecto cuando me ataca el síndrome del libro de mates son:

1. Solo veo problemas: Todos los obstáculos se me presentan como problemas difíciles de franquear. Y lo único que hago es contarme una y otra vez la misma historia: “Sabes lo que me pasó ayer, pues no resulta que…”

2. Soy una víctima: Lo que más hago es quejarme: “y ahora esto”, “si ya lo sabía yo”, “todo me pasa a mí”…frases que lo único que hacen en crearme inseguridad y afectan a mi autoestima.

3. No confío en mí: Empiezo a desconfiar de mis habilidades y destrezas. Esto solo me produce miedo sobre ¿qué camino escoger?

4. No logro dar soluciones: Por mucho que lo intento no veo la manera de pasar el obstáculo. Mi mente se queda en blanco. Y me repito una y otra vez: “¿qué voy a hacer?”

5. Dejo de ponerme en acción: Me paralizo y no pruebo opciones. Empiezo con el abracadabra de la parálisis: “y si no funciona”, “y si no sale”. “y si no…”

Si tú también de vez en cuando te ves como el Libro de matemáticas…¿compartirías con nosotros cuáles son tus síntomas?

0
Ángel Palomo García Ángel Palomo García es coach ejecutivo especializado en las áreas del deporte y el ferrocarril

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.