La formación a distancia no viene determinada únicamente por su carácter no presencial.

La enseñanza a distancia es anterior al origen del e-learning. Muchas universidades y centros de formación ofertan estudios a distancia, en las que el alumno estudia en casa, pero se evalúa en un centro, y puede asistir a tutorías presenciales con sus tutores. Para que una acción formativa se considere e-learning, el medio de transmisión debe ser de naturaleza electrónica, y debe existir un alto grado de interactividad formador-alumno.

En España, podemos ver la diferencia en dos instituciones universitarias la Universidad Nacional a Distancia (UNED), y Universidad Internacional de la Rioja (UNIR). La primera es de titularidad pública, y desde su origen, está pensada al estudio de carreras universitarias de forma no presencial. La segunda, es de titularidad privada, la enseñanza también se efectúa de manera no presencial, pero en este caso la interacción formador-alumno se realiza a través de una plataforma virtual interactiva.

En México la Universidad Nacional Autonoma de México comenzó a ofertar sus estudios a distancia en 1971. Con el nacimiento de Internet, y las nuevas tecnologías de la información y comunicación, esta prestigiosa universidad pública comenzó a ofertar sus licenciaturas de manera on line. En 2009, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Y otro ejemplo, lo vemos en Argentina con la Universidad Blas Pascal (de titularidad privada), o la colombiana Universidad Nacional Abierta y a Distancia (de titularidad pública).

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.