La mantilla es un accesorio muy típico de España, y que no todo el mundo sabe bien cómo se debe utilizar.

Para empezar, la mantilla es una pieza de encaje que se lleva colocada en la cabeza sobre una peineta o teja y se deja caer sobre los hombros y la espalda, llegando hasta la rodilla.

La mantilla debe llevarse siempre con un vestido de una pieza, nunca con un traje de chaqueta. El vestido debe ser de tela  lisa, sin estampados, y debe cubrir los hombros y llegar hasta la rodilla. Nunca se llevará una mantilla con una minifalda.

La mantilla puede ser negra, blanca o marfil. Actualmente en las bodas las madrinas lucen mantillas de color negro, que según el protocolo es el color apropiado para llevar delante de una autoridad religiosa, con la excepción de la mantilla blanca si la mujer está embarazada.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.