Los problemas de comportamiento de los yacos requieren paciencia a la hora de descubrir y luchar contra la causa que los provoca.

Los problemas de comportamiento en los yacos pueden deberse a infinidad de motivos. Conocer éstos resulta imprescindible para eliminar o tratar de atajar aquéllos. Algunos de los más habituales son:

-Gritos cuando el resto de miembros de la familia abandona la estancia.

 Este comportamiento de los yacos se debe al temor a sentirse abandonados. Es necesario recordar que los loros grises son animales gregarios, viven en grandes bandadas. En libertad, un animal sin su “manada” es carne de cañón para los depredadores.

Para solventar esta cuestión es aconsejable despedirse del yaco siempre con las mismas palabras, “ahora vuelvo”, por ejemplo. Si son pichones de muy corta edad, lo ideal es ubicar la jaula en una habitación siempre concurrida por los miembros de la familia.

-El loro gris se arranca las plumas.

 Este problema de comportamiento de los loros grises nos indica la existencia de una patología provocada por estrés, aburrimiento, abandono, inseguridad, mala sociabilización etc. Si no se pone remedio de forma inmediata, la enfermedad puede cronificarse.

Una correcta sociabilización, atención diaria a nuestra mascota y juguetes de varios tipos en la jaula, sustituyéndolos con frecuencia, son algunas de las acciones que podemos aplicar para evitar el problema.

Yacos: problemas de comportamiento II

 

 

Yaco o Loro Gris Africano de Cola Roja.

Foto: Criadero Green Parrots Cantabria. Carmen Sánchez-Almadén.

 

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.