La gran avenida de 1879 es la columna vertebral de la actual Lisboa.

Se trata de un gran bulevar repleto de árboles y fuentes, que comienza en la Plaza de los Restauradores y finaliza en el monumento a Pombal.A ambos lados, se encuentran toda clase de edificios y comercios, que facilitan la conexión del la parte histórica de la ciudad con sus alrededores. Entre otros monumentos, podemos encontrar en esta avenida el monumento a los Héroes de la Gran Guerra; un homenaje a los miles de soldados portugueses que combatieron en la I Guerra Mundial.

El final de la avenida, está coronada por el gran monumento al Marqués de Pombal; el conjunto estatuario más destacado de toda la ciudad. La obra comenzó en 1917 y finalizó en 1934, como homenaje al personaje responsable de la reconstrucción de la ciudad tras el terremoto de 1755. Sobre algunos animales, personas y figuras alegóricas, se encuentra el Marqués acompañado por un león.

Tras este monumento, se extiende el Parque de Eduardo VII, que recuerda la visita del rey inglés a Portugal. De forma rectangular, alberga multitud de esculturas, jardines, rosaledas, especies arbóreas, etc. Destaca la Estufa Fria, un vivero de plantas de distintos lugares del mundo.

Fotos de Manuel González.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.