¿Tostadas, café con leche...? Bueno, esa no es, precisamente, la tradición en Londres.

De la misma manera que te tomas una pinta de cerveza en un pub, no deberías dejar de probar un desayuno típicamente inglés. Ya que la jornada será larga y andarás mucho de un lado a otro, necesitaremos algo contundente que echarnos al estómago. En la ciudad, y sobre todo en el centro, vas a encontrar todo tipo de opciones, quizá no habrá cachuela, pero sí algunos desayunos típicos. Como nos hemos levantado con ánimo británicos, podemos pedir el básico: huevos fritos, salchichas, morcilla, panceta, un tomate en este caso e incluso unas judías, alimento que podremos encontrar en varios platos ingleses, y que quizá sea el que más reparo nos cause al encontrarlo en el desayuno. 

Sobre el tradicional "fish and chips", es decir, pescado rebozado y patatas fritas servido para comer rápidamente, tampoco es que sea un plato muy recomendable, pero matará el gusanillo cuando haga falta. De todas maneras, la existencia de todo tipo de culturas en la ciudad hará que puedas comer en un hindú y cenar en un griego sin cambiar de acera. Por si no te va lo inglés.

 

Fotos: Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.