Vila Nova de Gaia permitió que Oporto existiera y los siglos la han dejado en un segundo plano.

En época romana, Oporto era el puerto de la ciudad de Cale, la actual Vila Nova de Gaia. Portus de Cale, como hemos visto, dio lugar a "Portucale". El paso del tiempo hizo que el puerto fuera adquiriendo mayor peso y la gente, además de trabajar allí, viviera en la otra orilla. De esta manera creció otra ciudad en frente, con una historia en común muy larga y rica. El viajero deberá cruzar los puentes sobre el Duero, sobre todo la plataforma inferior de el Puente de Luis I, para visitar la otra orilla y comprobar cómo las bodegas se asentaron a este lado del río. El municipio es bastante extenso, e incluye un área de más de 150 kilómetros cuadrados, dedicadas en parte a la agricultura, aunque con mucho espacio para grandes playas como la de Lavadores o la de Salgueiros. Si tenemos tiempo, ese bien tan escaso, podremos aventurarnos en la orilla sur del Duero.

 

Fotos de Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.