Londres: Cabinas de teléfono rojas, autobuses de dos plantas, los bobbies y los pubs.

Y es que su nombre se ha popularizado por todo el mundo, pero son los británicos lo que inventaron el concepto de "Public House" (de ahí la palabra "Pub"). Tan llamativo es en ocasiones el exterior, con curiosos nombres a veces cargados de historia, como el interior, decorado con madera, con recuerdos, moquetas y asientos lo más acogedores posibles. En la barra, una colección de grifos que sirven diversos tipos de cerveza, otras bebidas no alcohólicas y algunas comida típicamente inglesas, que no atraen mucho al extranjero la verdad. Eso sí, en cuanto al consumo de cerveza, el inglés es bastante más exigente que el español, así que no debería existir una barra con menos de 4 o 5 grifos para servir la cerveza por pintas (o medias pintas). Lo habitual desde luego será espetar al amable camarero aquello de "A pint of beer, please!".

Si tenemos la suerte de disfrutar de buen tiempo, que no es lo habitual, el londinense acudirá a eso de las 18:00 de la tarde al pub con algún amigo, pedirá unas pintas que tomará en la calle mientras disfruta del sol. Nosotros deberíamos sumarnos a ellos y no deberíamos abandonar la ciudad sin haber probado al menos dos o tres clases de cerveza. Y Dios salve a la Reina.

 

Fotos: Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.