Solanum Melongena, una planta con más de dos mil años.

La berenjena se cultiva desde hace más de dos mil años y su origen es asiático. No es hasta la edad media, cuando llega a Europa, pero el desconocimiento respecto a sus técnicas de cultivo y formas de cocinarla, hizo que le acarrease mala fama debido a los problemas digestivos que ocasionaba.

Durante mucho tiempo, se utilizo como elemento decorativo y no comestible. Se siembra durante la primavera y se recoge al final del verano y principios de otoño. Su fruto es muy llamativo por su intenso color, morado o negro, con una piel brillante y con forma de baya. Su contenido calórico es muy bajo, pero también lo es en nutrientes y vitaminas. Las berenjenas más conocidas, son las de Almagro, en Ciudad Real, donde hay un dicho, “En Almagro, berenjenas a carros” y se caracterizan por su pequeño tamaño. Se enmarcan en una denominación de origen y son muy reconocidas dentro y fuera de España.

Su preparación es peculiar ya que son cocidas en un escabeche, con zumo de limón, hinojo y perejil, incluyendo a veces, un pimiento en su interior. Pero en nuestra huerta también podemos sembrarlas y consumirlas frescas o preparadas en una de las muchas recetas con este fruto.

María García Sánchez

Gestora de Proyectos

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.