El running es un deporte barato y al alcance de cualquiera, de ahí que muchas personas lo elijan como ejercicio habitual. Sin embargo, no debemos descuidar el calentamiento.

Calentar antes de realizar cualquier ejercicio es fundamental para prevenir lesiones, no importa cuánto tiempo o qué distancia vayas a correr, tanto si es 1 km. como media maratón, necesitas preparar tu cuerpo para ese extra de esfuerzo que vas a pedirle.

 

Pero el calentamiento no sólo sirve para prevenir lesiones, sino que es una forma de conseguir la máxima eficacia en nuestro ejercicio, pues el cuerpo ya está preparado para el entrenamiento y empezará al 100%. Para calentar, sólo necesitaremos cinco minutos y un poco de atención.

En concreto, antes de salir a correr, al tratarse de un ejercicio aeróbico, lo ideal es realizar ejercicios de movilidad articular, prestando especial atención a las articulaciones que tomarán un papel importante en nuestro entrenamiento, que calentaremos de abajo arriba. En este caso, comenzaremos por los tobillos y continuaremos con rodillas, cadera y hombros.

 

Para calentar las articulaciones deberemos realizar el movimiento natural de cada una de ellas, de forma repetitiva, durante unos 20 segundos con cada una. Para los tobillos, los moveremos haciendo círculos a ambos lados, al igual que la cadera. Las rodillas habremos de flexionarlas y realizar un movimiento pendular, desde delante atrás y de izquierda a derecha, mientras que para calentar los hombros, haremos de nuevo círculos, esta vez con los brazos, desde delante atrás. Después de ello, haremos un trote ligero durante dos minutos y ¡listo! Ya podemos correr una maratón si queremos.

 

Imagen: through my eyes only

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.