La primavera comienza con el equinoccio del mes de marzo.

La primavera da comienzo con el denominado “equinoccio”, que es el momento en el que el sol alcanza el punto más alto en el firmamento, cuando cruza el ecuador. Cada año tienen lugar dos equinoccios, el del mes de marzo con el que se inicia la primavera y el del mes de septiembre. Las estaciones vienen internacionalmente determinadas por la posición que en su órbita va alcanzando el sol. 

La gran peculiaridad es que durante el equinoccio tanto el día como la noche tienen la misma duración. En cuanto a los hemisferios, esta fecha determina la entrada de la primavera en el lado norte y el otoño en el hemisferio sur. Por otra parte, en el mes de marzo se produce en España el cambio horario, por el que las horas de sol se alargan considerablemente. Además, hay que añadir que en esta estación en las latitudes de la Península Ibérica, el sol sale unos momentos antes que en días previos y tarda más en ponerse, con lo que el día va ganando minutos. 

5

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.