Si eres de los que practica senderismo prácticamente todo el año, esta ropa no puede faltar en tu armario

La elección de la ropa de montaña es fundamental para la práctica de senderismo, montañismo o trekking. En las zonas de montaña las condiciones climatológicas pueden cambiar varias veces a lo largo del día. Esta es la ropa que necesitarás:

  • Pantalones de montaña: cortos, desmontables o largos
  • Camisetas: transpirables, térmicas
  • Forros polares y sudaderas
  • Chaquetas de montaña o softshell
  • Chubasqueros
  • Zapatillas de montaña
  • Acompañate tambien de bastones,  y Gorros, tubulares en función de la época del tiempo

Cuando tengas que comprar o elegir nuevo material para tus rutas senderistas ten en cuenta en tu elección que el material sea perfectamente transpirable, impermeable y disponga de control térmico, mejorará el rendimiento y comodidad en tus travesias. Algunos de ellos que te pueden sonar como  Gore-Tex, Poliéster elástico,  Poliamida elástica, Cordura bielástica o incluso Lycra.

Queremos hacer hincapié en la parte superior y hablaros de la teoría de las tres capas :

Si eres de los que practica senderismo en épocas mas frías  seguramente habrás oído este concepto, debemos buscar dos objetivos: Por un lado debemos mantener nuestro cuerpo seco y al mismo tiempo abrigado.  Os lo  explicamos rápidamente de una forma sencilla:

  • Primera capa de segunda piel: transpirable y seca
  • Segunda capa caliente que abrigue
  • Tercera Capa a modo de coraza: que nos proteja de la meteorología como puede ser lluvia, viento, nieve, charcos, salpicaduras..etc o bien las rozaduras 

La primera capa debe ser transpirable (materiales sintéticos), es decir, una camiseta de algodón está totalmente prohibida. ¿Por qué? se preguntaran algunos, y la respuesta es muy fácil: al hacer trekking sudamos, por lo que una capa transpirable permite que el sudor pase al exterior y se seca rápidamente, aportándonos más comodidad; además, si sudamos, la temperatura es baja y nuestra capa pegada a la piel no transpira bien, la sensación de frío aumentará drásticamente.

La segunda capa tiene un cometido distinto a la primera, en este caso se trata de aislarnos térmicamente, calentarnos, abrigarnos, en definitiva conservar el calor producido por nuestro propio cuerpo para evitar de nuevo el enfriamiento. La lana y, de nuevo, las fibras sintéticas (como el poliéster), son apropiadas para esta segunda capa. La lana, en general, retiene más el calor y las fibras sintéticas tienen un secado más rápido.

 

La tercera capa nos sirve para protegernos de los factores externos, más bien climatológicos, ya sean: viento, lluvia, nieve, charcos, salpicaduras, rozaduras …etc, Además esta capa tiene la función de expulsar nuestro sudor al exterior siendo transpirable.

Podemos encontrar en el mercado prendas como chaquetas y pantalones con membrana impermeable (membranas técnicas como el Gore-tex, transpirables e impermeables al tiempo), cortavientos (softshell) y guantes con membrana. Un chubasquero, puede protegernos de la lluvia, pero al no ser transpirable hará que se condense y no pueda evacuarse la humedad producida por nuestra propia transpiración y que nuestro propio sudor nos empape por dentro. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.