Un terminal en el punto de venta o TPV es un dispositivo que permite gestionar las tareas de venta al público en restaurantes, bares y otros comercios.

Un buen TPV logra agilizar los procesos de venta, dota al empresario de un mayor control sobre su negocio y, especialmente, sobre sus ventas. Además de aportar mejoras de eficiencia, el uso de TPV mejora la imagen del establecimiento y permite dar un mejor servicio, pues permite a los dependientes centrarse en la atención al cliente.

 

Además de aportar mejoras de eficiencia, el uso de TPV mejora la imagen del establecimiento y permite dar un mejor servicio, pues permite a los dependientes centrarse en la atención al cliente. Las funciones básicas de un TPV son:  

- Impresión de tickets.

- Gestión  de inventarios.

- Control de caja.

- Gestión de pedidos.  

 

Algunas funciones adicionales son:  

- Emisión de facturas.

- Gestión de base de datos de clientes y proveedores.

- Modificación de facturas.

- Estadísticas.  

 

Todo TPV se compone de un software tpv  y un hardware, que puede ser compacto o modular. Elija un TPV compacto si para usted es importante integrar todos los elementos (CPU, impresora, teclado y pantalla táctil) en un único dispositivo. Un ejemplo de un modelo compacto es Ispos TPV de ICG. Por otro lado, los TPV modulares, al igual que los PCs, se componen de distintos elementos conectados entre sí.  

Las claves para acertar en su elección son las siguientes:  

1) Que el producto o el fabricante sean de confianza: el producto debe contar con un buen historial en el mercado o, en caso de nuevas tecnologías, se debe elegir un fabricante de reconocido prestigio.

2) Que el TPV esté preparado para las incidencias habituales de su negocio, como pueden ser las caídas de tensión, los derrames de líquidos, un mal uso de los aparatos…

3) Que no pueda ser manipulado por personal no autorizado.

4) Que cuenta con una garantía y un buen servicio de mantenimiento.  

 

En cuanto al software, los proveedores principales como GSC Madrid pueden adaptar un TPV a los procesos de trabajo según el tipo de negocio y dar soporte a las necesidades específicas, ya se trate de un restaurante de fast food, una pizzería, una discoteca, una peluquería o un comercio de retail.

0
Leonard Pera Leonard Pera es el director general de Open-Ideas. Empresario español dedicado en la actualidad a ayudar a las empresas a vender y comunicar por Internet.

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.