Para evitar dolencias y posibles lesiones en la columna vertebral recomendamos esta tabla de ejercicios.

Para realizar estos ejercicios solo necesitamos una colchoneta, esterilla o aislante para evitar el suelo muy rígido.

1. Túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies en el suelo a la anchura de las caderas:

- Levanta ligeramente la pelvis para que la columna lumbar presione el suelo. Vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio varias veces aumentando el tamaño del movimiento progresivamente, de forma que la pelvis y la columna vertebral se vayan despegando del suelo y presione la planta de los pies contra el mismo.

- Cada vez que levantes la columna del suelo, despegua una vértebra más.

- A medida que va recuperando lentamente la posición, descansa las vértebras una a una en el suelo, sintiendo cada una de ellas.

- Imagina que la columna vertebral es una cadena que se levanta y se deja descansar en el suelo eslabón a eslabón.

2. Entrelaza los dedos de las manos y coloca las palmas detrás de la cabeza:

- Lentamente, usa las manos para levantar la cabeza, acercando los codos entre sí, expirando y plegando el pecho.

- Despegua gradualmente las vértebras torácicas del suelo una a una y vuelve a reposarlas en el mismo.

- Repite el ejercicio varias veces, lentamente y con cuidado.

- Alternando, levanta la columna desde el coxis y desde la cabeza, sintiendo una a una las vértebras.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.