La lordosis consiste en una pronunciada e hiperextendida columna vertebral.

La lordosis puede ser la causante, entre otras, de la debilidad de los músculos abdominales, glúteos e isquiotibiales.

Algunas de las causas pueden ser: trabajar con el pie excesivamente abierto en relación a las caderas, lo cual hace que la pelvis se incline (esta causa puede estar asociada con la debilidad de los aductores) y trabajar con los brazos demasiado atrás, lo cual hace que la espalda se arquee para atraer el peso hacia delante.

Si se calzan zapatillas demasiado pequeñas, los dedos de los pies tienden a encogerse, lo que también puede provocar que el peso se soporte en la parte trasera, causando una lordosis compensatoria. En estos casos, se recomienda el fortalecimiento del tronco, al igual que el de la pierna y el pie, y los ejercicios de movilidad de la columna vertebral y de alargamiento de la misma.

Debemos recordar que el objetivo de los programas de corrección no es eliminar la curva natural de la columna vertebral o que ésta quede plana.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.