El peor enemigo de un piloto de Fórmula 1es su propio compañero, con el que comparte equipo.

Las enemistades y rivalidades entre compañeros de la misma escudería han sido constantes a lo largo de la historia de la Fórmula 1. La primera comparativa de un piloto es con su propio compañero, por el hecho de tener la misma máquina y oportunidad. Para alcanzar un estatus y ser respetado, lo primero que hay que hacer es vencer al que comparte el mismo box.

En los comienzos de la Fórmula 1, ya saltaban chispas entre compañeros. En el año 1952 los aficionados, ya pudieron disfrutar de la pelea en pista de dos pilotos y compañeros como eran Alberto Ascari y Nino Farina. Después, volvieron los duelos en los años 1954 y 1955 entre Juan Manuel Fangio y Stirling Moss, estando incluso en dos escuderías diferentes, Mercedes y Maserati. En ambas ganó Fangio, lo que hizo a Moss, aparcar la rivalidad y deshacerse en elogios para su compañero.

Otros compañeros que nos dejaron bonitos duelos en pista, fueron Neigel Mansel y Nelson Piquet en 1986, algo que pudo aprovechar Prost para salir beneficiado, sin pensar que también él seria protagonista, de uno de los duelos mas renombrados y recordados de toda la historia de la Fórmula 1. Ese duelo es precisamente entre Ayrton Senna y Alain Prost, que marcaron toda una época llena de desavenencias y disputas, tanto fuera, como dentro de la pista, llegando incluso a dejar de dirigirse la palabra.

Mucho mas reciente tenemos aún en la retina, los duelos entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton en 2007 compartiendo la escudería de McLaren. El último duelo en pista fue el protagonizado por los dos caballeros de Red Bull, Sebastián Vettel y Mark Webber, la temporada 2010.

Mamenf1

http://www.f1enestadopuro.com

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.