Seguro que más de una vez has pronunciado o has escuchado estas palabras, pero ¿de dónde vienen?

La expresión haber gato encerrado, es, tal y como apunta la RAE, una locución verbal coloquial que significa:

 

Haber causa o razón oculta o secreta, o manejos ocultos.

 

 

Es decir, se trata de una expresión popular que se utiliza para expresar desconfianza respecto a algo y, aunque no lo parezca, no tiene nada que ver con el felino doméstico.

Para encontrar su origen tenemos que remontarnos al Siglo de Oro de España, allá por los siglos XVI y XVII.

 

En esta época, se utilizaba la palabra gato para referirse a la bolsita o el talego en el que se guardaba el dinero. Era habitual que este permaneciera siempre escondido, ya fuera entre las ropas o en algún lugar remoto de la casa. Los ladrones por entonces tenían que observar a su víctima durante un tiempo para averiguar si tenía dinero y dónde lo escondía. Cuando descubrían ese lugar, se referían al mismo diciendo que en él había gato encerrado, es decir, que él había una bolsa con el preciado botín.

 

Imagen: oskay.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.