"Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación."

Desde muy temprano, en las escrituras se da a conocer que la Salvación que ofrece Dios puede llegar a tener un alcance familiar. En el caso de Noé, nos damos cuenta de los ocho que formaban el núcleo familiar, Dios declara solo a Noé como un hombre justo. Del resto de la familia no califica a ninguno. Sin embargo Noé se salvó del diluvio junto con su esposa, sus hijos y las esposas de sus hijos.

Podemos imaginarnos que toda la familia se entregó a la construcción del arca, una tarea que duró 120 años. Además, junto con el trabajo que realizaban de construcción, también anunciaban que para salvarse del juicio de Dios, que caería sobre la humanidad, la única oportunidad de salvación sería el arca.

Esta salvación que se origina en la conducta de una sola persona, jefe de familia, no debe ser cuestionada, ya que también tenemos el caso del libro de los Hechos, capitulo 16:31, donde el apóstol Pablo le informa al carcelero de Filipo que para salvarse tenía que creer en Jesucristo y que además de él se salvaría toda su casa."

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.