Llega el otoño, y debemos preparar nuestro huerto para esta nueva temporada en la que disfrutaremos de coles, repollos, acelgas...

Ha llegado el otoño, y nuestra huerta está preparada para los cambios de cultivo. Tenemos que cosechar, quitar la maleza, preparar los surcos y bancales, empezar con nuestros semilleros y planificar las podas y abonos. Es un momento de mucho trabajo; ya que, probablemente, durante el verano sólo nos hayamos dedicado a cosechar y debemos preparar la tierra para nuestras hortalizas. Tendremos que arrancar aquellas que estén dando sus últimos frutos, y utilizar los restos para abonar los surcos y/o bancales.

Aquellas plantas que no estén sanas, debemos quemarlas o deshacernos de ellas lo más lejos posible. Y entre recolecta y siembra, deberá transcurrir un tiempo mínimo de dos semanas. Los días empiezan a ser más cortos y más fríos, por lo que podemos plantearnos la posibilidad de construir un invernadero ecológico o micro túnel; que es la opción más económica. Debemos aprovechar esta época para realizar también tareas de mantenimiento, ya que el crecimiento de maleza y malas hierbas es más lento y nos permitirá cuidar el huerto y optimizar el recurso como abono. Ahora es el tiempo de lechugas, acelgas, coles, repollos y zanahorias. Todas las "verduras verdes" para nuestra mesa.

María García Sánchez

Gestora de Proyectos.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.