El huerto ecológico es un espacio que nos permitirá desarrollar otras actividades relacionadas con el medio ambiente y la cocina, de forma respetuosa y sostenible, y una de ellas, es elaborar nuestro propio pan, en un horno solar o de barro.

El pan que consumimos diariamente, ¿es saludable? Su color es blanco, en la mayoría de las ocasiones y, sin embargo, no debería serlo, ya que los cereales no tienen ese color. La respuesta está en los procesos industriales a los que es sometido durante su elaboración.

Estos procesos, han ido disminuyendo la cantidad de nutrientes, minerales y vitaminas, a favor de gases y un color blanco, que se asocia de forma errónea a calidad. El pan industrial no es un alimento. Los panes ecológicos no eliminan durante su elaboración las materias primas por lo que su color y aroma son más fuertes y característicos, sin utilizar ningún elemento químico que facilite su fermentación, que no sea la propia masa madre y los microorganismos.

El aspecto es totalmente diferente, y el tiempo de conservación también. Mientras el industrial, dura apenas un día, el ecológico o biológico, puede llegar a cuatro. Instalemos un horno en nuestro huerto y hagamos masa madre para nuestro pan.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.