Las fórmulas en Excel son expresiones que se utilizan para realizar cálculos, produciendo un nuevo valor. Veamos cómo se crean.

Una fórmula en Excel es una expresión que, tras ser evaluada por el programa, da un resultado. La fórmula más sencilla y conocida sería: 2+2 y su resultado es 4.

Puedes introducir cualquier fórmula en cualquier celda de Excel. Sin embargo, para que Excel reconozca la fórmula como tal (y no como texto o números) es necesario que utilices una sintaxis especial. Todas las fórmulas de Excel se construyen de la siguiente manera:

  1. En primer lugar, el signo igual (=). Este signo le dice a Excel que lo que viene a continuación es una fórmula.
  2. Luego, los operandos y los operadores. Los operandos son los datos con los que la fórmula va a trabajar y los operadores indican qué hay que hacer con esos datos. En el ejemplo, los dos 2 son los operandos (los datos) y el signo más (+) el operador.
  3. En lugar de los operandos y los operadores, o además de ellos, una fórmula también puede incluir funciones. Las funciones son unos elementos especiales que permiten realizar cálculos muy complejos con una extraordinaria facilidad. Las funciones pueden utilizar sus propios operandos.
  4. Otros elementos, como paréntesis para aclarar el orden de las operaciones, o espacios o tabuladores para que la fórmula sea más legible.

Para introducir una fórmula en una celda de Excel, como por ejemplo la fórmula 2+2, sólo tienes que teclearla tal cual aunque, eso sí, anteponiendo el signo igual para que Excel la reconozca como una fórmula. Por ejemplo, en una hoja de cálculo nueva introduce la fórmula en la celda A1: un signo igual, un dos, un signo más y un dos (en este caso los operandos son los dos 2 y el operador el signo más): =2+2.

Luego pulsa Intro. Fíjate en lo que ocurre:

  • En la celda aparece el resultado de la fórmula y no la fórmula en sí.
  • Pero la fórmula sigue estando ahí. Mira la barra de fórmulas y verás que en ella sí aparece la fórmula en lugar del resultado.

Por tanto, en la barra de fórmulas tienes la fórmula, mientras que en la celda tienes el resultado.

Si quisieras modificar la fórmula deberías pasar al modo Edición: pulsa F2. El contenido de la celda cambiará para mostrar la fórmula y no el resultado, y el punto de inserción aparece dentro de la celda. Ahora puedes modificarla. Cuando termines pulsa Intro.

Con este ejemplo sencillo sólo hemos creado un cálculo, pero el interés de las fórmulas de Excel comienza cuando se utilizan referencias.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.