En la joyería contemporánea, es cada vez más habitual el uso del oro de 9 quilates frente al tradicional de 18 quilates. Explicamos aquí la diferencia entre ellos.

El quilate es una medida de la pureza de los metales preciosos, destacando su uso al hablar del oro. Por tanto hablar de oro de 9 quilates o de oro de 18 quilates indica el grado de pureza del oro utilizado en una pieza de joyería.

Se toma como oro puro el de 24 quilates. Pero como el oro puro es demasiado blando como para crear joyas, se “mezcla” con otros metales para darle la forma deseada en la pieza. Si se habla de oro de 18 quilates, se indica que de cada 24 partes de metal precioso, 18 son de oro y 6 de otro metal (por tanto, un 75% del metal usado es oro).

En el caso del oro de 9 quilates, de cada 24 partes, 9 son de oro. La ventaja del oro de 9 quilates es su precio, ya que permite reducir el precio final de la pieza de joyería sin que se note visualmente la diferencia.

La siguiente fotografía, cortesía de Chance Joyas,  muestra un ejemplo de un pendiente de oro amarillo de 9 quilates

Indicar que también el quilate es una unidad de masa cuando se trata de piedras preciosas. Podrás ver la explicación completa en el manual “¿Qué significa quilate en joyería?

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.