El patrón oro consiste en un sistema monetario basado en el precio de este metal precioso.

El Patrón Oro, que surgió en 1821 en Inglaterra, es un sistema cambiario en el que el valor de las monedas nacionales vendría determinado según su relación con el oro. Antes del patrón oro, había existido el patrón bimetálico, en el que se utilizaban el oro y la plata; haciéndolo fracasar la pérdida de valor de la plata en favor del oro. 

Este sistema, garantizaba una gran estabilidad ya que el tipo de cambio entre dos monedas de países diferentes estaría definido según la cantidad de oro del que disponían las entidades bancarias y los Gobiernos en sus propias reservas.

Hacia principios del siglo XX, ya estaba presente en casi todos los países; y fue en torno al año 1914, con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, cuando el conflicto y la posguerra generaron importantes dificultades en las economías mundiales para compensar las reservas de oro y de dinero con los grandes esfuerzos empleados para financiar el conflicto.

En 1944, coincidiendo con la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI), tuvo lugar la celebración de la Conferencia de Bretton Woods. En ella, se definió finalmente la equivalencia del valor de la moneda no sólo a través del oro, sino en función del dólar.  La consecuencia inmediata fue la imposición de la economía estadounidense por encima de las demás; aunque en los años setenta, esta gran potencia comenzó a sufrir importantes pérdidas de oro por el déficit en su balanza de pagos; mientras que el resto de países no dejaba de acumular dólares en sus arcas particulares.

Finalmente, en 1971, la conversión del dólar en oro desapareció; siendo sustituida por un sistema de cambio flexible, en el que el valor del tipo de cambio vendría definido por el mercado de divisas (el valor de una moneda depende del precio de las demás). 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.