La Pasión lleva a la Acción.

Nada es más valioso y efectivo para obtener resultados que ponerle pasión a lo que haces, sin importar lo que sea, desde un simple juego hasta un proyecto de gran envergadura. Porque cuando le pones pasión, los esfuerzos que realizas con seguridad mejoran, logras mayor concentración en tu empeño y llegarás más lejos en lo que te propongas.

No importa lo que hagas y a que te dediques, siempre que te guste, le pongas pasión e intentes ser mejor. Deseo, pasión y logro, van de la mano como una cadena que si se encuentra unida logra fortalecerse, y cuando se encuentran separados pierden el valor y la sinergia, de la misma forma como funciona para los equipos.

Cuando deseas algo, le pones empeño y emotividad, luego surge la pasión para añadirle dedicación y esfuerzo, para que el logro llegue por añadidura y como resultado de un proceso natural. Pero, ¿en qué consiste la pasión?

La pasión se podría confundir con la terquedad a menos que exista un objetivo claro, con el amor cuando se anhela con fuerza y reside el deseo, con el fuego por su alta dosis de combustible e impulso hacia la acción, y con el mismo poder de la fuerza porque se es capaz de vencer hasta lo imposible.

La acción sin pasión es como una persona sin alma, mientras que al estar presente, te ayuda a estar alerta, atento, motivado, enfocado y con ganas de actuar. Suficientes atributos para que tus logros sean mejores.

 Soraya Bayo Romero

Coach Prof. Certificada

Consultora y Formadora

www.levantesoluciones.es

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.