Tan importante como elegir una buena base de maquillaje, es tener un buen pincel para aplicarla.

Este pincel es esencial para tener una piel perfecta. También llamados Lengua de Gato, son totalmente planos y con la punta redondeada, y en ocasiones el pelo tiene un degradado de color. Con ellos el producto suele esparcirse de forma muy fácil y rápida, y además no importa si tu base es líquida o en crema, puede utilizarse igualmente.

También está de moda utilizar como pincel de base la famosa mofeta, una brocha plana y bicolor que normalmente se utilizaba para la aplicación de polvos, y que se ha convertido en una de las brochas más útiles. Su acabado es tremendamente suave gracias a unas cerdas finas y separadas, y el producto se reparte sin apelmazarse.

Este tipo de brochas suelen ser estupendas también para aplicar tu crema hidratante u otros productos de tratamiento facial (serums, cremas de noche…).

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.