Seguro que te ha pasado o conoces a alguien a quien sí le ha sucedido algo así: perder todas las fotografías de un viaje por un error en la tarjeta de memoria.

Una tarjeta de memoria puede corromperse por multitud de factores y, entre ellos, estamos nosotros mismos y el cuidado que le damos a nuestra tarjeta. A pesar de que a las tarjetas de memoria no le afectan apenas los cambios de temperatura, son resistentes tanto al calor extremo como al frío extremo, sí que son sensibles a las descargas electrostáticas y nuestro cuerpo está cargado de electricidad electrostática. ¿No has sentido un pequeño calambre alguna vez al tocar algo metálico? Pues ese pequeña energía puede estropear para siempre una tarjeta de memoria, por ello, es muy importante que, al manipularla, no toquemos los pines dorados.

Otra causa usual por la que se corrompen las tarjetas de memoria es el error al gestionar los archivos que contienen. Es fundamental que, cuando hayamos finalizado de transferir los archivos al ordenador, utilicemos la opción de Extraer memoria con seguridad, así como nunca sacar la tarjeta de memoria sin apagar la cámara, el smartphone o el dispositivo con el que la estemos utilizando, pues, de otra forma, los archivos pueden corromperse o perderse para siempre.

 

No obstante, aunque seamos cuidadosos con nuestra tarjeta de memoria, hemos de saber que las tarjetas tienen una "esperanza de vida" programada, un número máximo de ciclos de escritura y borrado, a partir del cual la tarjeta deja de funcionar. Es por ello que lo más importante de todo es tener copias de seguridad de todos los archivos que consideremos importantes.

 

Imagen: westy48

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.