El "modo incógnito" de los navegadores es una modalidad que ofrecen para navegar sin dejar huellas, es decir, sin dejar un rastro o registro de las páginas y los contenidos que se han visitado.

Cada vez que navegamos por Internet, dejamos un rastro de nuestra actividad: desde nuestro historial de visitas y de búsquedas, hasta las cookies, responsables, entre otros, de las sugerencias de la barra de direcciones y de los buscadores.

 

El modo incógnito es una sencilla forma de no dejar un registro de todos ello. A través del modo incógnito del navegador le estamos diciendo a nuestro ordenador que no guarde estos datos. No obstante, este sistema funciona principalmente a nivel local, es decir, no se guardarán el historial de navegación, ni el historial de descargas ni las cookies, pero el modo incógnito de nuestro navegador no evita que un administrador monitorice nuestra conexión como, por ejemplo, en una empresa, o que nuestros datos se almacenen en la nube si tenemos iniciada una sesión, por ejemplo, en nuestra cuenta de Google.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.