La Apnea del sueño es un trastorno en las vías respiratorias que se obstruyen y producen un cese en la respiración de al menos 10 segundos.

La apnea del sueño se produce cuándo, por alguna lesión en las vías respiratorias, se cesa el proceso de respiración durante al menos 10 segundos.

Este síndrome produce al menos treinta de estas interrupciones en el sueño completo de un adulto. El sueño de estas personas es de peor calidad y se produce un descenso del descanso nocturno, con lo que hay mayor probabilidad de somnolencia diurna.

Este trastorno puede producirse por algún tipo de lesión en la vía aérea superior como inflamación de las amígdalas, lesiones en la úvula, etcétera.

Se ha observado la relación de este proceso con otras afecciones como  la obesidad y el hipotiroidismo. También con la ingesta de alcohol o sedantes.

Los ronquidos no tienen porqué darse solamente en personas con apnea, pero es un síntoma característico de esta afección. Un ronquido fuerte, profundo e interrumpido en ocasiones (por los procesos de apnea) puede ser el factor que nos lleve a descubrirla.

Si se sospecha de la existencia de esta afección, el primer paso será realizar un análisis del proceso de sueño. Una vez diagnosticada, si fuera el caso, la apnea obstructiva del sueño, se procederá a prescribir una CPAP, un aparato que a través de una mascarilla nasal, inducirá una presión continua que hace que la respiración no se colapse.

En procesos leves no será necesario este aparato, solamente se realizarán los cambios necesarios en el estilo de vida del sujeto afectado.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.