"¿Será una buena decisión?" "Ya sabía yo que estoy iba a pasar..." Te presentamos la teoría de la disonancia cognitiva.

La disonancia cognitiva es un concepto utilizado en psicología para definir la tensión o la desarmonía interna que se produce en el sistema de ideas, creencias y emociones de una persona cuando mantiene dos pensamientos contradictorios o cuando su comportamiento entra en discordia con sus creencias.

 

El psicólogo estadounidense Leon Festinger fue el precursor de la disonancia cognitiva al formularla por primera vez en 1957 a través de su obra A theory of cognitive dissonance (Una teoría de la disonancia cognitiva). Festinger, en este trabajo, planteó que, al producirse una disonancia cognitiva muy importante, el sujeto automáticamente se esfuerza en crear ideas nuevas para reducir la tensión que le produce dicha disonancia. De esta forma, la persona consigue construir una nueva coherencia interna. Por ejemplo, una persona con un sistema de valores y principios muy rígidos puede verse involucrada en situaciones que rechazaría en un principio (guerra, muerte, robo...). Este hecho originaría una disonancia cognitiva tan grande que la persona, para justificar su actitud y lograr una armonía interna entre el acto que está llevando a cabo y su sistema de valores, se vería motivada a supeditar el acto en conflicto con sus principios a valores superiores (evitar un mal mayor).

 

Imagen: Cristian V.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.