Potencia tu amor por el trabajo y comprobaras sus resultados positivos.

El amor es uno de los sentimientos más bellos y útiles en la vida. Se puede sentir amor por las personas, los animales, la naturaleza, e incluso existen personas que sienten amor por las cosas materiales, especialmente por el dinero. El trabajo si que necesita del amor de las personas hacia las labores diarias que desempeñan y los clientes a quienes asesoran.

El amor despierta la alegría, te hace ver las cosas con optimismo y a veces con exageración, te inyecta fuerzas para que logres desempeños superiores, te enfoca, elimina el cansancio y atrae más amor; es servicial, generoso y comprometido. Todos estos atributos del amor, le añaden al trabajo un valor excepcional.

Cuando realizas las actividades con amor, los detalles nunca se te pierden, siempre buscas dar lo mejor de ti mismo, permites que las reacciones y procesos fluyan, mejora el ambiente laboral, la automotivación se genera de forma natural, se transmite confianza y credibilidad y las relaciones con los clientes mejorarán por permitir su vinculación al negocio.

Tradicionalmente, cuando se hablan de las habilidades directivas deseables se incluyen el liderazgo, la gestión del tiempo, la toma de decisiones y el trabajo en equipo, entre otras, pero si deseas lograr efectos magnificados en el desempeño general de todo el negocio, es muy importante que incluyas habilidades para dar y recibir amor, sentirlo y transmitirlo hasta por los poros. Verás el efecto en tu actitud, trabajo, clientes y prosperidad en el negocio.

Soraya Bayo Romero

Coach Prof. Certificada

Consultora y Formadora

www.levantesoluciones.es

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.