El virus troyano suele esconderse en un correo aparentemente fiable.

Un “virus troyano” es un programa malicioso que se traslada de unos equipos a otros camuflado, infectándolos a una velocidad vertiginosa. Su nombre está inspirado en el del “Caballo de Troya”, que traspasó todas las barreras con apariencia de un simple animal, aunque en su interior se escondía una gran emboscada. Pues bien, este tipo de virus suelen aparecer una vez que el usuario abre el correo electrónico que se ha encargado de portarlo y cuyo origen puede parecer de confianza. 

La gran peculiaridad del “troyano” es que tiene la capacidad de entrar en el equipo y bloquear la protección del antivirus para poder campar a sus anchas por el sistema operativo. Así, el equipo de procedencia puede comenzar a controlar y a dar órdenes al equipo infectado sin impedimentos. Pueden llegar a dañar el equipo y los archivos que contiene, aunque su peligrosidad variará según la finalidad para la que están diseñados. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.